¿Por qué el Aloe Vera?

¿La presencia de aloe vera en un cosmético es tan solo una moda?¡¡¡Seguro que no!!!

En la antigüedad, los Egipcios, los Griegos y los Romanos, los primeros en emplear el aloe, lo utilizaban para acelerar el proceso de cicatrización de las heridas, tanto de los hombres como de los caballos que utilizaban en las batallas.

Casi 3000 años de historia han permitido ampliar el conocimiento del aloe, confirmar sus aplicaciones y evaluar sus propiedades beneficiosas.

 

LENITIVA
el aloe tiene numerosos principios que contribuyen a su actividad lenitiva: la carboxipeptidasa y la bradiquinasa (enzimas que inhiben la producción de Prostaglandinas, es decir las mediadoras de las inflamaciones), el magnesio lactato (que inhibe la producción de histamina) y una glicoproteína que inhibe la producción de los leucotrienos.

ELASTIZANTE / PROTECTORA
los polisacáridos contenidos en el gel de aloe contribuyen al crecimiento de los fibroblastas y los estimulan a producir colágeno, de modo que aceleren las cicatrizaciones, en caso de heridas, o aumenten sus propiedades lenitivas en caso de quemaduras, picaduras de insectos o quemaduras solares.

HIDRATANTE
el aloe reduce de manera significativa la descamación de la piel de los pacientes con psoriasis crónica.

ANTIOXIDANTE
los cosméticos que contienen extracto de aloe protegen eficazmente contra las radiaciones solares nocivas. Además, el gel de aloe reduce sensiblemente algunos efectos inmunodepresores de los rayos UV.